15 abril 2010

DÍA 9 EN SHANGHAI

Hoy el plan principal será ir a ver el Templo de Buda de Jade y hacer alguna visita turística, además de ir al mercado de las antiguedades.

Hoy Tony ya durmió en su nueva casa, donde parece hace un frio que pela. Aunque estuve por la tarde y me dió una envidia terrible verle con la maleta vacía y todo dentro del ropero, que ganas de hacer lo mismo!

Cuando llegó Tony a mi casa pues lo primero que hicimos fue dirigirnos al Templo del Buda de Jade. Este cuesta 20Y (2€). El templo la verdad que está muy bien, realmente interesante y impresionante estar paseando por el templo escuchando a los budas hacer sus rezos. Espero que en el video puedan ver una pequeña muestra. Cuando uno entra en el templo lo primero que hace es dirigirse a la sala de Buda, donde está su estatua, y sinceramente, su rostro transmite una sensación de buen rollo muy especial. Lo curioso fue que el segundo paso importante del paseo es pasar por la tienda de souvenirs, como tal cosa, parece que te están mostrando algo importante en su historia hasta que te das cuenta que...tiene precio? la historia se vende? no...es que los chinos si pueden venden hasta a su madre. Dentro de la tienda de souvenir había una sección realmente importante e interesante, donde un joven dibujaba con la palma de su mano. Tras salir de aquí estuvimos paseando hasta llegar a la sala del Buda de Jade, muy bonita la verdad.








video

Al salir decidimos darnos un paseo por Shanghai a pie, para llegar hasta Nandjing Rd, y así ver un poco más de la vida de Shanghai.




Esta es una ciudad muy loca, sin control, donde los semáforos en rojo no significan nada para los taxis, que no respetan ni a peatones, ni bicicletas y menos a las motos. Para cruzar una calle uno debe de tener mucho mucho cuidado, ya que uno nunca sabe de donde puede aparecer alguien sin control. Algo muy común en los taxistas tambien es que estos se tiren eruptos delante tuya sin problema (ya Tony y yo nos hemos adaptado a la tradición y sin problema hacemos igual) , ya que según ellos mejor fuera que dentro (gran verdad), con lo que imaginen al Flaco en Shanghai, todo el día horrorizado ;) pero eso no es todo, ya que los escupitajos es algo todavía más común, espectacular.

Tras el paseo llegamos nuevamente al mercado de las imitaciones donde nos pasamos a terminar algunas compras nada importantes.

Una gran perla que se me quedó del día 7 en Shanghai fue que vimos a Felipe Massa (piloto de Ferrari en la F1) en el centro comercial de las imitaciones, con una escolta terrible! todo chico el Massa, pero la pena fue no poder sacarnos una foto, estabamos justamente negociando un precio y se nos escapó. Nos dió mucha rabia la verdad, salimos despues corriendo detrás suya pero que va, el tio va en un Ferrari y salió pitando...

Al salir de aquí fuimos a mi nuevo piso, donde había quedado con Max para terminar de cerrar el alquiler, que me diese las llaves y hacer cuando quisiese la mudanza, pero siendo ya las 20.30 decidí hacerla al día siguiente. Cuando llegué a la habitación estaba allí la "a Yi" limpiándome la habitación.

De aquí fuimos a casa de Tony y encontramos un paraíso del pinchito típico chino, al que volveremos, ya que es espectacularmente grande. Este día no nos quedamos, ya que para muchas cosas el saber algo de chino es importante. Se lo contaremos a María para venir con ella y poder disfrutarlo como dios manda.

Aquí llegó el momento de terminar agotados de un día de mucho camino e irnos a dormir...Yo llegué a casa deseando hablar con mi princesa y lo conseguí!! lo necesitaba...

No hay comentarios: