23 abril 2010

DÍA 12+2 EN SHANGHAI

Nuevo día en la ciudad del caos…y por cierto, hemos puesto en los títulos de las entradas esos números porque dan mala suerte los que deberíamos poner, porque aquí, sino uno viene a China esos números no se usan. Ya mañana volveremos a la normalidad.

Hoy el día la verdad que acompañaba poco, lloviendo otra vez, malditos chinos y su guerra contra la naturaleza, justo ahora! Pero bueno, nos cogimos un taxi y nos fuimos al acuario.

Cuando vemos que estamos llegando al acuario, de repente miramos a la izquierda y…ay! Mira quién está aquí…La Pearl Tower! Nos habíamos venido a su lado sin darnos ni cuenta, no habíamos querido venir todavía y sin quererlo estábamos a su lado…


El acuario estaba justo al lado de La Pearl. Nos costó 135Y (13,5€) entrar. Este es el acuario mayor de Asia. Pasamos un buen rato en el y salimos con un buen sabor de boca. Había zonas realmente increíbles, donde los peces pasaban justo por encima de tu cabeza y parecía que podías hasta tocarlos. Había animales muy curiosos y con los que no me gustaría encontrarme un día nadando en el Confital o en Las Burras.







video

Después de salir del acuario salimos dirección al centro comercial que estaba justo al lado y vimos claramente donde queríamos comer. Este sitio va dedicado total y plenamente a Antonio…Hooters chino!! La bomba!


Aquí comimos la típica comida americana que la verdad a mi tampoco me apasiona, nos gastamos los cuartos dimos una vuelta por el centro comercial. Increíblemente grande y repleto de tiendas, espectacular la verdad. Entramos en el Media Markt americano, el Buy Now, donde vimos una de móviles chinos que para que. Aquí Sharpe es la repera en móviles alucinantes. Eso si, mucho móvil pero no saben lo que es una Blackberry. De aquí nos fuimos para mi casa, que ambos todavía no se porque estábamos cansados.

Tras una siesta a la española pues tocaba prepararse para la cena. Lo se, aquí es comer y comer y comer. Me reconocerán al volver?

A cenar fuimos a un Teppanyaki con el padre de María, su socio y se unieron Edu, Maribel, Patricia, María y yo. El sitio estaba muy bien, pero la verdad que me gustó más el anterior Teppanyanki al que fuimos, aunque también puede ser que la anterior vez la gente pidió más variedad. El precio el mismo, 150Y (15€). Aunque la verdad que detallazo porque pagó el padre de María. Como dijo el “yo soy padre y son esas cosas que hacen los padres, ya lo entenderéis” (palabras textuales, porque nosotros diríamos entenderán).

Al salir de ahí fuimos a la discoteca más china de Shanghai, o eso quiero pensar, Nº88 se llama, buuuuf!! Un local decorado con lámparas de araña, todo de ante, hortera totalmente. Aquí me tomé mi primer gin tonic, ya que todo el mundo me dijo que el Vodka es horrible, y el ron peor, y claro, a gente que lleva años aquí se lo vas a discutir? A este local llegamos poco antes de cerrar, a las 23.30, ya que esta noche a las 00.00 empezaba un día de luto en China por las víctimas del terremoto de la semana anterior. Para los chinos este terremoto había sido un duro golpe en sus supersticiones, ya que sucedió el 14 del 04, lo que para ellos es claramente una fecha de mala suerte, al tener tantos 4. Si es que al final hasta tendrán razón en esto…

Al salir nos fuimos a un antro súper chico a la para que curioso, el Goodfelas, que está un poco más abajo en la calle, y que podía estar bien. Entramos y desde el momento 0 nos dimos cuenta que era un poco clandestino el hecho de que estuviese abierto un día como ese, de luto. Al poco de estar dentro, así fue, entró la policía y se llevaron bronca.

Nada, como se veía que salir poco ese día, pues todos para casa, a las 02.00 o así ya estaba en casita, con un punto curioso la verdad.

No hay comentarios: